Todo sobre la experimentación animal en España

Todo sobre la experimentación animal en España
Tiempo de lectura: 7 minutos

Exponemos datos importantes sobre la experimentación animal en España así como las normativas que la regulan. También intentamos reflexionar sobre los datos e informaciones que aseguran que hay alternativas éticas en este sentido.

 

Son pocas las investigaciones que surgen en torno a la experimentación animal en España. Sin embargo, cuando la opinión pública tiene acceso a información sobre lo que ocurre dentro de ciertos laboratorios es capaz de paralizar un país. Lo hemos visto en casos recientes como el de Vivotecnia o el del Laboratorio LPT en Alemania.

 

Aunque nos hagan creer que son casos aislados, lo cierto es que la incapacidad de documentar de manera regular lo que ocurre entre esas paredes hace que su argumento caiga por si solo. De hecho, si nos paramos a reflexionar sobre los datos que tenemos al alcance más de una nos echaríamos las manos a la cabeza.

 

En este artículo vamos a intentar exponer cómo se regula y qué sucede con las especies que son criadas y asesinadas con fines de experimentación animal en España.

 

Datos sobre la experimentación animal en España

La realidad que hay detrás de la experimentación animal en España es realmente desgarradora. Veamos en primer lugar qué sucede con todos esos animales que pasan toda su vida dentro de un laboratorio sometidos a torturas, humillaciones y mutilaciones entre otras situaciones de violencia y opresoras.

 

¿Cuántos animales se utilizan para experimentación en España?

Siguiendo los datos oficiales es prácticamente imposible saber el número exacto de animales que son utilizados para experimentación animal en España. Esto se debe a que los datos oficiales recopilan cuántas veces se han utilizado animales, no el número de animales utilizados, ya que existe la posibilidad de utilizar varias veces a un mismo animal, siempre que se cumplan unos determinados requisitos.

 

Por esto, debemos hablar de “primer uso” o “reutilización”.

 

Una vez finalizan los experimentos, el centro en cuestión debe realizar un informe que permita registrar el grado de angustia, dolor, estrés o sufrimiento real que cada procedimiento ha ocasionado en cada animal, clasificándolo en “sin recuperación”, “leve”, “moderado” o “severo”.

 

Estos informes se mandan a través de la aplicación informática DECLARE, que con la supervisión de las autoridades competentes de las diferentes comunidades autónomas, se remiten al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que a su vez transmite las comunicaciones a la Comisión Europea.

 

Veamos algunas de las últimas cifras alarmantes proporcionadas por el Informe sobre usos de animales en experimentación y otros fines científicos de 2019 publicado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

 

Especies utilizadas para experimentación animal en España

La mayoría de las especies utilizadas para experimentación animal en España son roedores. Les siguen los peces y las aves. Aunque en menor número, también hay conejos, cerdos, ovejas y vacas que son utilizados en este tipo de procedimientos.

 

Aunque con un uso muy restringido, también encontramos gatos, perros, cabras, équidos y primates no humanos.

 

usos por especie experimentación animal

Número de usos de acuerdo con el dolor ocasionado a los animales

Según la Directiva Europea 2010/63/EU y su paso a la legalidad española con el RD53/2013, se regulan cuatro categorías de daño según la severidad de las mismas:

 

  • Sin recuperación: los animales son anestesiados antes de la intervención y son directamente eutanasiados al finalizar la cirugía.
  • Leve: el daño es «leve» en casos como una inyección de un medicamente por vía intraperiotoneal.
  • Moderado: el daño es «moderado» en casos como una cirugía con anestesia general y recuperación posterior del animal.
  • Severo: el daño infligido a los animales es importante. Se da en ayunos importantes, inmovilización durante largo tiempo o experimentos encaminados a evaluar la capacidad analgésica de medicamentos experimentales, en los que es necesario infligir dolor para poder analizar la supresión del mismo por el fármaco.

NUMERO DE USOS DE ACUERDO AL NIVEL DE DOLOR, ESTRÉS O ANGUSTIA

Número de usos según se trate de animales utilizados por primera vez o reutilizados

Como vemos, el número de animales que son reutilizados para fines de experimentación animal en España es mínimo, lo que significa que hay una constante cría de especies que son destinadas a este tipo de fines.

NÚMERO DE USOS SEGÚN SI SE REALIZAN EN ANIMALES UTILIZADOS POR

Número de usos de animales según la finalidad de los usos

Las cifras demuestran que este tipo de prácticas se llevan mayoritariamente con fines de investigación básica, siendo nulo el uso para preservar ciertas especies y casi inexistente el destinado a docencia.

NÚMERO DE USOS DE ANIMALES SEGÚN LA FINALIDAD DE LOS USOS

 

Como bien indica el informe, quedan excluidas del ámbito de aplicación:

a) Las prácticas agropecuarias no experimentales;
b) las prácticas veterinarias clínicas no experimentales;
c) los estudios veterinarios clínicos necesarios en el marco de la obtención de la autorización de comercialización de
medicamentos veterinarios;
d) las prácticas realizadas con fines zootécnicos reconocidos;
e) las prácticas realizadas con el objetivo principal de identificar un animal;
f) las prácticas en las que no sea probable que se les ocasione dolor, sufrimiento, angustia o daño duradero
equivalentes o superiores a los causados por la introducción de una aguja conforme a la buenas prácticas veterinarias.

 

¿Qué finalidad tiene la experimentación animal?

Según la propia comunidad científica, la experimentación animal tiene como objetivo el uso de otras especies no humanas para experimentar con ciertas sustancias o procedimientos que pretenden ser utilizados para los humanos. Aún así, recalcan que no es el método recomendado siempre que existan alternativas con el mismo nivel de evidencia científica.

 

¿Cómo se regula la experimentación animal en España?

Después de saber que es imposible saber con exactitud la cantidad de vidas que son destruidas con fines científicos, pasemos ahora a ver cómo se regula la experimentación animal en España. Los objetivos de regular estas prácticas son:

 

  1. Hablar con claridad sobre cuándo, cómo y por qué se usan animales en investigación.
  2. Proporcionar información adecuada a los medios de comunicación y al público en general sobre las condiciones en las que se realiza la investigación que requiere el uso de modelos animales y los resultados que de ella se obtienen.
  3. Promover iniciativas que generen un mayor conocimiento y comprensión en la sociedad sobre el uso de animales en investigación científica.
  4. Informar anualmente sobre el progreso y compartir experiencias.

 

Normativa de la Unión Europea sobre experimentación animal

Desde Europa, concretamente por la Directiva 2010/63/UE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de septiembre, relativa a la protección de los animales utilizados con fines científicos se establece que los Estados Miembros deben recopilar y comunicar a la Comisión Europea cada año, antes del 10 de noviembre, información estadística sobre la utilización de los animales en procedimientos.

 

La auditoría anual corre a cargo de EARA, la Asociación Europea de Animales de Experimentación.

 

El 30 de julio de 2007, la Comisión Europea publicó la Recomendación 2007/526/CE, de 18 de junio de 2007, sobre las líneas directrices relativas al alojamiento y al cuidado de los animales utilizados para experimentación y otros fines científicos.

 

El objetivo de esta guía es proteger los animales utilizados para experimentación y otros fines científicos a fin de garantizar que se reduzca al mínimo el posible dolor, sufrimiento, angustia o daño duradero, infligidos como consecuencia de los procedimientos a que se vean sometidos.

 

Normativa española sobre experimentación animal

Si no queda más remedio que investigar las vacunas y fármacos en animales, los laboratorios tienen que seguir todos los procedimientos previstos en normas como la Directiva 2010/63/UE, según informa la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

 

La experimentación animal en España está regulada por la la Ley 32/2007, de 7 de noviembre, para el cuidado de los animales, en su explotación, transporte, experimentación y sacrificio.

 

El objetivo de esta Ley es establecer las normas básicas sobre explotación, transporte y sacrificio de animales, así como en la experimentación con los mismos.

 

Con esta Ley se completa la normativa nacional ya existente en la materia, incorporando al ordenamiento jurídico algunos aspectos de la normativa comunitaria en materia de protección animal, incluyendo la tipificación de infracciones y sanciones.

 

Además, se tipifican las distintas clases de infracciones, clasificándolas como leves, graves o muy graves, dependiendo de los criterios, por una parte de riesgo o daño para los animales y por otra, del grado de intencionalidad, estableciendo las sanciones que pueden aplicarse, que podrían consistir en un apercibimiento o en multas con importes comprendidos entre los 600 y los 100.000 euros. 

 

En InfoVegans hemos hablado sobre las infracciones y sanciones por incumplimiento de la Ley de experimentación animal en España.

 

Normativa de las Comunidades Autónomas sobre experimentación animal

Las Comunidades Autónomas que tienen regulada la experimentación animal son: Andalucía, Aragón, País Vasco, Cantabria, Catalunya, Galicia, Madrid, Navarra y la Comunidad Valenciana.

 

Alternativas a la experimentación animal

Según información del propio Gobierno, a finales de los años 50 aumentó la preocupación por la utilización de animales en experimentación y otros fines científicos. Esto se plasmó en el enunciado de lo que se conoce como ‘principio de las tres erres’, que actualmente constituye la base de los métodos alternativos en experimentación animal.

 

Estas tres erres son:

  • Reducción: estrategia encaminada a utilizar el mínimo número de animales necesario para alcanzar el objetivo propuesto.
  • Refinamiento: incluye la mayoría de aquellos procedimientos que afectan a la vida del animal de experimentación y permiten aliviar o reducir el posible dolor o malestar.
  • Reemplazo: utilización de técnicas alternativas que puedan aportar el mismo nivel de información que el obtenido con animales y que no impliquen la utilización de éstos.

 

Sin embargo, desde el antiespecismo y diferentes sectores de la comunidad científica se viene apostando hace años por nuevos métodos de experimentación en los que no se utilicen animales.

 

Estas alternativas a la experimentación animal se basan principalmente en pruebas sofisticadas que usan células y tejidos humanos (también conocidas como métodos in vitro), técnicas avanzadas de modelado informático (a menudo denominadas modelos in silico) y estudios con voluntarios humanos.

 

Como veis, la experimentación animal en España ha seguido una línea bienestarista y parece encontrarse bastante lejos de poder ser abolida. ¿Llegaremos al punto de no utilizar a ninguna especie animal para experimentación?

Colabora con el Santuario

Alma Libertaria

La familia de Santuario Alma Libertaria necesita nuestro apoyo para seguir rescatando animales y darles una segunda oportunidad.

Puedes ayudar con 1€ al mes, amadrinando alguna de las habitantes o en su última campaña para conseguir un nuevo terreno

Busca noticias

Secciones

Más noticias sobre veganismo y derecho animal

¿Quieres escribir aquí?

¿Eres periodista o sientes pasión por la redacción? ¿Te gustaría escribir sobre los animales no humanos y el veganismo? Si quieres que publiquemos tu artículo de opinión en infoVegans, mándanos un email.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.