Flor: «Fatland ha venido a hacer revolución y lucha»

Flor fundadora de Fatland
Tiempo de lectura: 6 minutos

Flor es una mujer emprendedora, artesana y vegana cuya marca de ropa inclusiva Fatland (@fatlandcreaciones) se encuentra en constante evolución y crecimiento.

 

En su taller no hay cabida para la gordofobia, el machismo o el especismo. Hoy nos brinda la oportunidad de abrirse en canal para que conozcamos un poco más de ella personal y profesionalmente.

 

Hay muy pocos espacios que traten de visibilizar otros aspectos del veganismo que, quizá, estén menos normalizados por la sociedad. Seguramente ya sepas que cuando utilizamos el concepto de vegan no estamos hablando de una dieta, sino de todo un movimiento ético que rechaza cualquier tipo de explotación.

 

Algunas personas, por desgracia, ya saben lo que es sufrir en sus propias carnes la opresión desde distintos ángulos y convicciones sociales. Es el caso de nuestra protagonista, quien se ha abierto para InfoVegans y nos cuenta algunos detalles duros de su vida personal y profesional.

 

¿Cuándo surge Fatland y por qué ese nombre?

La idea nace en un momento complicado de mi vida, cuando estaba pasando una depresión y mi hermana me motivó a aprender a coser, algo que había querido siempre. Con el tiempo surgió la idea y la necesidad de hacer ropa para chiques gordes, aunque no es exclusiva para elles, sino para todo el mundo. Fatland no deja a nadie al margen. 

 

En cuanto al nombre, surge viendo la serie Dietland que refleja perfectamente la lucha antigordofóbica y feminista desde varios puntos. 

¿Qué tipo de productos vendes?

En Fatland se vende ropa desde la talla 36 a la 60 y también a medida. Lo de hacerlo a medida es porque cada cuerpo es diferente y tiene sus necesidades a las que la gran industria de la moda no se adapta. También hay todo tipo de complementos y algunas colaboraciones con otras artesanas como puede ser Ovariotbitchescrew.

 

¿Diferencias tu ropa y tus artículos por géneros?

En absoluto. Quizás en un primer momento me centré en ropa femenina porque notaba que las grandes empresas sacan ropa de peor calidad y en menos tallas que para hombres. Yo misma, alguna vez, he recurrido a ropa que está en la sección de hombres porque la calidad era mucho mejor y había más variedad de tallas. 

 

Flor, de Fatland: «Te dicen que es imposible que seas vegana si estás gorda»

Flor, de Fatland

 

¿Te molesta que te llamen gorda?

Para nada. Soy gorda. La palabra gorda es una descripción más y no tiene las connotaciones negativas que la sociedad le da. Hace muchos años era un insulto y no era capaz de llamarme gorda a mí misma. Hoy en día me he reapropiado de ese insulto que tantas veces me había hecho daño y ahora no lo siento como tal. Ser gorde no es ofensivo.

 

¿Por qué gorda y no “chica con sobrepeso”, por ejemplo?

Hay miedo y rechazo a la palabra gorda. Eres gorda o no lo eres. Me molesta mucho cuando la gente dice «gordita», «corpulenta», «grande», porque la palabra gorda sigue siendo tabú y cuando se dice «gordita» es como quitar valor a lo que somos y a la violencia que sufrimos por no tener cuerpos normativos.

 

¿Alguna vez han relacionado tu condición física con el veganismo?

Jaja, por supuesto. Aún hay quien cree que el veganismo es una dieta saludable. Te dicen que es imposible que seas vegana si estás gorda, que quizás estés enferma o estés haciendo algo mal. Pues sorpresa. La gente no tiene en cuenta que una persona gorda puede serlo por muchísimos factores y no sólo por la alimentación.

 

Mujer, emprendedora, vegana, latina y gorda. ¿Has sufrido alguna opresión relacionado con todo esto?

Conozco de cerca la violencia machista que empezó a temprana edad con mi padre y siguió con hombres que creía que eran amigos y con parejas sexuales y sentimentales. Y aquí se une el machismo y la gordofobia cuando decides contarle al mundo que has sido violada.

 

Una mujer gorda es imposible que sea violada porque no somos dignas de ser deseadas y tenemos que estar agradecidas si alguien quiere tocarnos.

 

Por ser latina he sufrido discriminación y racismo, aunque soy blanca y soy consciente de ese privilegio del cual me hago cargo. Pero hace 18 años cuando llegué a España mi acento se notaba y eso me trajo muchos problemas en el instituto. 

 

«Empecé a concienciarme con el veganismo hace unos 7 u 8 años»

Fatland con su gato

¿Te resulta difícil obtener la materia prima vegana para crear tus artículos? 

Todos los materiales y tejidos que utilizo son veganos. Y la verdad es que no es difícil encontrarlos. Compro en pequeñas tiendas locales, siempre tejidos que no contengan nada animal y las prendas las hago yo misma.

 

¿Desde cuándo eres vegana y qué te concienció para dar el paso?

Empecé a concienciarme con el veganismo hace unos 7 u 8 años cuando mi hermana se hizo vegana. Su discurso tenía lógica y me hizo pensar muchísimo. Poco después vivimos juntas y en casa se comía vegano. 

 

De esto no se suele hablar, no se suele visibilizar a las personas que tienen una lucha interna entre lo que quieren y consideran ético con lo que su mente les permite. Hace años tampoco había tantas facilidades con la alimentación vegana como ahora. Y supongo que me acomodé porque ya el tener que ir al súper y cocinar me causaba mucha ansiedad. Creo que es la primera vez que hablo de esto.

 

En fin, después de pasar la etapa más jodida de la depresión y empezar con terapia decidí que era el momento definitivo (también me sentía culpable, no te voy a engañar).

 

«En Fatland lo que hago es Revolución y lucha»

Fatland con su vestido de leopard

Muchas otras marcas comienzan a utilizar el concepto de veganismo para capitalizarlo, como ya ocurrió con el feminismo y otras luchas sociales. ¿Por qué deberían comprar tus artículos y no los de estas marcas?

Esos grandes empresarios están utilizando el concepto de veganismo y feminismo para llenarse aún más los bolsillos sin ser veganos ni mucho menos feministas. Es decir, no es un secreto que empresarios como el señor Amancio Ortega ganan millones a costa del trabajo esclavo de mujeres y niñes. ¿Cómo se puede difundir mensajes feministas en prendas hechas de esa forma?

 

¿Consideras que estás capitalizando el concepto de “gorda” para vender más?

En mi marca no estoy capitalizando ni el veganismo, ni el feminismo ni la palabra gorda. En mi marca lo que hago es Revolución y lucha. Fatland es otra manera de darle una patada a todo aquello que nos han dicho que estaba mal. 

 

Estoy haciendo algo que se basa en mis propias experiencias y que me hubiese encantado tener al alcance cuando compraba en tiendas habituales y salía con una ansiedad que me moría. Yo quería vestirme como me gusta y sentirme guapa y sexy. Eso es lo que Fatland ofrece.

 

Si pudieras destruir una marca o empresa de ropa para siempre, ¿cuál sería y por qué?

Adiós Amancio. Adiós inditex. Y el por qué es claro: basta de explotar mujeres y niñes. 

 

«Me digo a mí misma: no vuelvas a pensar que no eres válida»

 

¿Vives con algún animal no humano? 

Sí, tengo dos bebés conejas y son mis hijas no humanas. A lo largo de mi vida he compartido vida y casa con muchos bichis. Creo que todos me han marcado de una forma u otra. Quizás, la que más me dolió fue Carolina. Una oveja. La tuvimos desde bebé. 

 

¿Cuáles son tus proyectos de futuro?

Seguir creciendo con Fatland. Y con ello no me refiero a ser una gran empresa que produce a gran escala, sino a poder seguir viviendo de ello. Quiero que se reconozca Fatland como una marca que ha venido a hacer revolución y lucha.

 

Si pudieras decirle algo a la Flor inexperta que estaba emprendiendo con Fatland, ¿qué le dirías?

Te parecerá raro pero en mi cabeza suelo hablarme mucho y el mensaje suele ser el mismo: bravo, Flor. Por una vez en tu vida estás haciendo algo que realmente te gusta y en poco tiempo has crecido un montón. No vuelvas a pensar que no eres válida ni capaz.

 

¿Te gustaría lanzar un mensaje a nuestras lectoras?

Simplemente quiero dar las gracias por leerme y por el apoyo que he recibido y recibo. Ojalá seamos más conscientes de nuestros hábitos de consumo y analicemos más lo que hay detrás de cada artículo que compramos.

 

Hacer un consumo ético y responsable de la moda es posible y creo que hablo por mi y por muchas de mis compas artesanas. Detrás de este proyecto hay muchísimas horas de trabajo sin descanso, de aprendizaje, de risas y también de frustración y lágrimas.

 

Por eso es súper importante vuestro apoyo para seguir adelante.

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de 🅵🅰🆃🅻🅰🅽🅳 🅲🆁🅴🅰🅲🅸🅾🅽🅴🆂 (@fatlandcreaciones)

Colabora con el Santuario

Alma Libertaria

La familia de Santuario Alma Libertaria necesita nuestro apoyo para seguir rescatando animales y darles una segunda oportunidad.

Puedes ayudar con 1€ al mes, amadrinando alguna de las habitantes o en su última campaña para conseguir un nuevo terreno

Busca noticias

Secciones

Más noticias sobre veganismo y derecho animal

¿Quieres escribir aquí?

¿Eres periodista o sientes pasión por la redacción? ¿Te gustaría escribir sobre los animales no humanos y el veganismo? Si quieres que publiquemos tu artículo de opinión en infoVegans, mándanos un email.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.